Amor·Relatos Cortos

Champán en los Labios

red.png

Aquella maravillosa noche vestí la mesa para dos.

Llené dos copas de Möet y me senté frente a ti.

Vestida de rojo, con tela de encaje y corte por encima de las rodillas, cruzo mis brazos y mi pierna derecha sobre la izquierda sin quitarte ojo.

Te sientas y te acaricias el labio inferior con el dedo índice mientras me observas. Enfundado en un elegante traje al que le falta la chaqueta y con tu pelo engominado hacia atrás, que te da ese toque que tanto me gusta.

Nos observamos en silencio escrutado el rostro del otro.

¿Qué se supone que esperas de mí?

Alzas la copa y brindamos.

¿Por qué estamos brindando?

original

Una y otra vez caemos en la misma trampa, yo en tu red y tú en la mía. Y después alegamos que no somos lo suficiente buenos para el otro.

El mismo juego, las mismas jugadas; nada nuevo.

Pero aquí seguimos.

Yo preguntándome por qué continuamos en esta línea.

Tú cavilando dios sabe el que.

Yo incapaz de resistirme a tu aroma.

Tú incapaz de resistirte a mí. (Y no miento, te rindes ante mí y ni lo disimulas)

Sin embargo, entre toda esta pantomima que tenemos aquí representada:

Yo quiero saber si has dejado de quererme…

…Que juzgue yo misma dices arqueando una ceja.

Pues la verdad es que no lo sé…

Sinceramente, pensé que al fin se había esfumado, pero realmente seguía habiendo un secreto entre aquellas paredes.

Nuestra llama incandescente, nuestro deseo, nuestro amor.

Y parece mentira después de tantos jarros de agua fría tirados el uno al otro.

Bebes de tu copa, pasas la lengua por tus labios y terminas de tragar.

¡Oh dios! Esos labios.

En mi cabeza se ilumina un cartel de peligro.

formidable-idee-diner-romantique-repas-saint-valentin-la-table-art.jpg

Da igual el amor aquí, entre nosotros nada ha ido bien de la misma forma que nada puede ir bien. Esta situación hay que erradicarla.

Que discrepas dices, casi suelto una carcajada.

Nadie me retiene aquí, añades… Correcto, tienes razón. Exceptuando que esta sea nuestra casa.

Pero tú vas más allá, muestras tu discrepancia con pruebas. Acercas tu mano, por debajo de la mesa, a mi pierna derecha y la acaricias de abajo arriba sin dejar de mirarme.

Las barreras se caen poco a poco, la fuerza se va y el que se mantiene ahí eres tú.

No voy a suplicarte, tengo claro que esto no va a ningún lado. Mantener este deseo desenfrenado no tiene sentido.

El sorbo a mi copa concluye mi defensa.

Pero el juez tiene algo más que añadir: se levanta y retira la copa de mi boca dejándola sobre la mesa.

Una gota de Möet se derrama por mis labios, pero el señor es más rápido y no solo no usa la servilleta, sino que utiliza su mejor arma para desarmarme.

Tus labios se pegan a los míos rompiendo todas mis defensas.

¡No! sentencio con una bofetada. Déjame, no quiero hacer esto.

Sin embargo, tú sabes qué es lo que estoy gritando interiormente y que me niego a aceptar.

Eres una droga que me calma y me sacia el deseo. Pero que me hace cometer mil estupideces.

Tiras de mi brazo izquierdo y me levanto, me abrazas contra ti y acercas tu boca a mi oído.

“Te quiero” … Susurras.

Escucho esas palabras, que tanto te cuestan decir, como si fueran el regalo más preciado que me pudieran hacer.

Besas mi cuello al mismo tiempo que yo cierro mis ojos y muerdo mi labio inferior.

Tu mano se cuela por debajo de mi falda mientras la otra desabrocha la cremallera de mi vestido.

giphy

Dejo que este se deslice por mi cuerpo hasta el suelo mientras beso tus labios y desabrocho el botón de tu pantalón.

Te deshaces de tu ropa y elevándome en tus brazos me llevas al dormitorio.

Una vez más nos enredaremos entre las sábanas… Hasta que nos hayamos satisfecho, ¿Y después…?

Esta es una más de cientos y nunca paramos con este círculo vicioso.

Y así podría irnos bien sin más, pero tus malditos “te quiero” me descuadran, me derriten, me confunden.

Y así es como creo que te quiero, así sé que es como tú me quieres.

Y así somos…

…Así somos tú y yo

king

Fuente Imágenes: Google Search


WonderWriter

@IamWonderWriter


Gracias por la visita,
 Creative Commons License
“Champán en los Labios” is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivatives 4.0 International License

3 comentarios sobre “Champán en los Labios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s