Amor·Relatos

Mármol II [La Noche]

marmol2.jpg

La lluvia caía sin cesar. En aquel oscuro trozo de mundo, no había parado de llover desde la noche en la que se despertó de un largo sueño y supo que estaba cautiva en algún lugar lejos de todo y de todos.

Rose observaba el mojado cristal de la ventana de su cuarto.

El aroma que inundó sus fosas nasales en la piscina había vuelto, cerró los ojos e inspiró todo lo que pudo, quería embriagarse de él, pero nunca era suficiente.

Antes de que pudiera girarse en busca de la sombra que desprendía aquel olor, unos brazos la rodearon y vendaron sus ojos.

Hipnotizada por aquel olor e inmóvil por el miedo que brotó de su pecho, se limitó a respirar con la mayor calma que podía mientras esperaba a que aquella presencia hiciera su movimiento.

Sintió una mano posarse sobre su abdomen, estaba fría y la apretaba contra sí. El busto contra el que la oprimió era ancho y grande, estaba helado y era muy robusto. Unos dedos rozaron su brazo derecho desde el hombro hasta la muñeca, Rose se mordió el labio.

El roce de su helada piel estalló el cosquilleo que ella sintió en su pecho en la piscina. Sintió deseo por ese cuerpo que la sostenía y miedo por desearlo.

Aquella persona cogió la mano derecha de Rose y la levantó. Poco después sintió sobre ella un beso. Besó la palma de su mano repetidas veces. La besó y acarició también con sus labios; unos labios fríos, gruesos y duros que tornaron blancos los ojos de la muchacha.

El aroma era tan intenso que la emborracho completamente. Respiraba profundamente intentando no dejar que se escapara ese aroma de la habitación jamás.

berniniapoloydafne2

Fue entonces cuando su mano se giró y los besos cubrieron la parte interna de su muñeca. La acarició también con la punta de la legua, y cuando Rose sintió la necesidad de darse la vuelta y entregarse a aquella persona…

… un dolor punzante le atravesó la muñeca.

Ahogó un grito y la mano que rodeaba su abdomen ejerció más fuerza para sostenerla. El dolor de la muñeca se acentuó y de los ojos de Rose se derramaron un par de lágrimas.

El súbito dolor la dejó momentáneamente debilitada. Se dejó caer hacia atrás, pero aquella persona la sostuvo como si de una hoja de papel se tratase.

Rose apoyó su cabeza sobre el hombro de aquel desconocido. Pudo escuchar que estaba constantemente tragando, como si estuviera bebiendo, y sintiendo un dolor incesante en su muñeca creyó que aquel hombre se podía estar bebiendo su sangre.

Poco después Rose perdió el conocimiento…

Inspirada gracias a la melodía: Alina Baraz & Galimatias – Fantasy

Fuente Imagen: Mármoles

Escultura: Apolo y Dafne


Gracias por la visita

fall

Creative Commons License
“Mármol II [La Noche]” is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivatives 4.0 International License.

3 comentarios sobre “Mármol II [La Noche]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s