Dulce noche

La noche de aquel martes se reflejó en mis ojos cuando abrí la ventana de aquella cálida habitación. Las sábanas empapadas con nuestro sudor se quedaron al borde de los pies de la cama. Cuando elevé mis brazos para anudar mi pelo en un moño, tú escrutaste cada una de las curvas de mi silueta.… Seguir leyendo Dulce noche