Relatos·Sci-Fi

Diario de una guerra ~ Archivo Nº2

Leer anterior archivo:  Diario de una guerra ~ Archivo Nº1

26 de diciembre de 2156

Un inquisitivo ojo derecho observa a través de las cámaras del primer piso de aquel edificio abandonado y casi en ruinas. Aquellos hombres que habían entrado hacía un rato, uno intrusos, se encuentran con la réplica LEO0290.

– Buenas tardes. – Les recibe LEO0290.

– Cuidado, puede ser un androide. – Advierte uno de aquellos intrusos. Un hombre alto y robusto de ojos pequeños y pelo castaño que además presenta una cicatriz que le cruza de arriba abajo el lado izquierdo de la cara.- Sigma, escanéalo.

Un androide se acerca a la réplica e introduce unos circuitos que salen de sus dedos en el pecho de este.

– Alerta, personal no autorizado. – Advierte LEO0290 una vez que los circuitos se cuelan en su pecho.

– Escáner completado: Forma de vida robótica; androide autómata.

– Como era de esperar. – El hombre aprieta el puño. – Sigma acaba con él.

Inmediatamente el androide arranca la cabeza de la réplica y la aplasta.

– Continuemos. – Ordena el hombre a los demás a la vez que caminaba hacia unas escaleras que conducen en dirección ascendente.

Sentado en el sofá de la sala medio derrumbada, Leo abre otro archivo:

20 de agosto de 2146

Esta es mi bella esposa, Harper Shepherd, una científica especializada en el campo radiactivo. Primera de su especialidad y mi musa desde que compartíamos clase en el instituto. Harper creó juntó a mí los Nanobots radiactivos, en el sótano de nuestra casa. Bajo nuestro hogar creamos nuestro laboratorio. Les llamamos Nanobots radiactivos porque Harper hizo varios experimentos y acabó dotándolos de Polonio 210; sustancia que, aun con las tecnologías de estos tiempos, sigue siendo letal.

“Un veneno tan potente como silencioso, del que tenemos constancia cuando ya es demasiado tarde como para poder curarlo.

Hemos avanzado tanto en medicina en estos últimos años que decir que la radiación continúa siendo un hándicap es algo que, personalmente, me preocupa. Sobre todo, porque en el mundo actual se juega mucho con material radiactivo, sobre todo entre países, para intimidar o demostrar quien tiene más poder.

Desde luego, si un bombero se adentra en un fuego e inhala continuamente monóxido de carbono, acabará muriendo, de la misma forma que si inhala ácido cianhídrico (que se produce por la combustión de productos sintéticos) no es que no podamos curarlo, es que mata en cuestión de minutos y esos minutos puede pasarlos en medio del fuego. Sin embargo, sí podemos curar un cáncer de pulmón, sí se ha encontrado la cura contra prácticamente todos los tipos de cáncer.”

La información sobre los inventos que realizamos Harper y yo se filtra en ISICs, donde Jeb me exige donar los Nanobots para dotar a los Hibrabots con armas todavía más peligrosas. Sin embargo, bajo la explicación de que la sustancia de la que están dotados los Nanobots es radioactiva y muy peligrosa, me niego a proporcionárselos.

cats

Diario de una guerra ~ Archivo Nº3

~

Fuente de Imágen: ETERNITY MV


instagram

También trabajo con Instagram, si quieres seguirme estaré encantada de recibirte y seguirte también en esta otra Red Socail.


Gracias por la visita

summer

Creative Commons License
“Diario de una guerra ~ Archivo Nº2′” is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivatives 4.0 International License.

Un comentario sobre “Diario de una guerra ~ Archivo Nº2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s