Drama·Para él·Pensamientos

Adiós

Frente a frente, a ambos lados de una mesa observamos al vacío.

Los sentimientos afloran; reminiscencias de un dolor en el corazón hecho pedazos por un intercambio de placer que llegó a su final.

Mi piel arde aun ahora cuando recuerdo tus labios sobre mí; me estremezco y me muerdo el labio. Es placentero, al igual que el dolor que sentía al desearte.

Me miras, y cuando tus ojos se fijan en mí, me pongo nerviosa -como me ha sucedido siempre-.

20161105_183043

Me prohibí sentir nostalgia por ti. La reprimí junto al deseo. Y todo se fue almacenando bajo mis huesos creando una bomba que en algún momento temo que explote.

Lanzas unos papeles al centro de la mesa. Cuidadosamente los leo:

“CESIÓN DE DISFRUTE DE AMBOS CUERPOS”

Lo que duele del deseo es saber que tarde o temprano se acabará; sin amor no tiene una meta, durará tanto como lo que estemos dispuestos a utilizarnos. Y utilizarte era tan dulce y amargo; un sentimiento inexplicable que brotaba del corazón y se traducía en los besos que te daba.

¿Qué es el deseo sin amor?

¿Qué significado tiene una persona con la que solo tienes conexión entre las sábanas?

Clausulas impresas sobre un papel que pretenden hacer que dejemos de utilizarnos. Normas redactadas porque se traspasó un límite.

20161105_182733

Yo no puedo compartir un hogar contigo, una caricia, un abrazo… no puedo quererte, pero tampoco resistirme a ti. Y siento que sea así.

Tenemos un hogar herido a causa de una mentira que inventamos en nuestra mente, debido a un te quiero malinterpretado por nuestros confundidos corazones.

Tu firma ya está sobre el papel -ahora debo hacerlo yo también-. Levanto la cabeza y ahí estas; inmóvil observándome.

Tatué con fuego tus besos y ahora es imposible eliminarlos de mi cuerpo, de mis labios y de mi pecho – en el que todavía se forma un cosquilleo debido a tu mirada-.

Incluso ahora siento tus labios y tus caricias. Mi acelerado corazón te sigue deseando.

Aun así firmo; firmo porque debemos dejar esto atrás. Porque te duele que no pueda darte más y porque me duele verte herido.

Poco a poco se irá el sufrimiento, nuestros órganos vitales continuarán latiendo mientras que nuestros sentimientos se congelarán por la distancia que surgirá entre ambos sin siquiera un adiós.

Únicamente un frío silencio y el sonido de la tinta impregnándose en el papel.

20161105_182613

Te miro fijamente y me muerdo el labio negando con la cabeza. Tú evitas mi mirada y recoges los papeles.

“¿Y si te veo de nuevo?” Continuo absorta en mis pensamientos.

Te levantas sin decir nada.

¿Qué podría suceder si tú no estás dispuesto a dejarte llevar, sabiendo que, entre nosotros el amor no puede florecer?…

Cierras la puerta y una lágrima se desliza por mi mejilla.

Lo más doloroso es saber que realmente podrías hacerlo, pues me encargué de anular en ti, todo sentimiento por mí.

Ubicación: Fundación César Manrique

Inspirada gracias a la melodía: Ailee – Home


Gracias por la visita
spring
Creative Commons License
“Adiós” is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivatives 4.0 International License.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s